Publicidad

¿A dónde irá el dinero prestado por el BCE?

Según los últimos datos brindados,  han comnezado a darse a conocer las cantidades pedidas por los bancos al BCE en su primera subasta de liquidez a 3 años.

BBVA pidió 11.000 millones de euros y Sabadell 4.000 millones como colchón de financiación, según ha revelado en un informe Deutsche Bank e informado por el Economista.

Carlos Berastain, analista del banco alemán, asegura que la cantidad pedida por el BBVA es más o menos la cantidad de deuda que le vence en 2012, mientras que en el caso de Sabadell la situación será similar.

De hecho, ambos bancos aseguran que el uso de esta facilidad “no está diseñado para realizar el carry (pedir al BCE para comprar deuda soberana) y por lo tanto debería ser interpretado únicamente como un colchón de financiación en un contexto muy vólatil de mercados de financiación impredecibles”, según el analista de Deutsche.

Por su parte, Banco Sabadell confirmó a Bloomberg que el objetivo de acudir a la subasta era obtener el colchón, no dedicarlo a deuda, aunque no quiso admitir la cantidad publicada por Detusche Bank.

Por otra parte, el Santander y el Popular no quisieron decir cuánto dinero pidieron, mientras que Bankia aseguró que todavía no lo podía decir, según el banco alemán.

El BCE llevó a cabo ayer su primera subasta a 3 años, en la que 523 bancos europeos pidieron prestado 489.000 millones de euros al 1%. El objetivo oficial es que vuelva a fluir el crédito a la economía real una vez que se relajen las condiciones de financiación de la banca.

Sin embargo, muchos apostaban por estas subastas como una forma indirecta de financiar a los estados: los bancos pedirían dinero muy barato a largo para comprar deuda soberana, con un rendimiento mayor, y embolsarse la diferencia. El Estado se financia y la banca obtiene beneficios.

Este carry trade es el que niegan hacer los bancos ahora, pero quizá las últimas subastas de España, con enorme demanda y una fuerte caída de la rentabilidad, indique finalmente otra cosa.

El BCE también amplió el tipo de colaterales que acepta como garantía para obtener dinero, lo que también podría haber provocado un incremento de la demanda de deuda soberana.

¿Cuál es el verdadero papel de “carry trade” con el BCE en esta jugada?

Tal como algunos economistas consideran, es posible que algunos bancos tomen prestado el dinero del BCE a condiciones muy baratas para comprar deuda soberana de países periféricos con vencimientos de dos o tres años, que ofrece una rentabilidad mucho más elevada.

En principio se trataría de una especie de operación de carry trade (tomar prestado barato para invertirlo donde la rentabilidad es mayor) pero muchos bancos europeos, sobre todo los más grandes, actualmente reducen sus exposiciones a la deuda soberana de los países periféricos.

Aún en estos tiempos pesa la amenza en los mercados  de la agencia de medición de riesgo Standard & Poor’s de bajar la calificación de la deuda soberana de los países de la zona del euro, incluso, de los que gozan de la triple A.

Publicidad