Publicidad

¿Que es el Rating Moody’s?

Para hablar del Rating Moody’s, es necesario conocer la escala que usa Moody’s recordando que Moody’s abrió sus oficinas de Madrid en 1993 tras la aprobación de la Ley sobre Fondos de Titulización Hipotecaria en España, pero su cobertura de los emisores españoles data de 1987, cuando calificaron por primera vez al antiguo Banco Central (Santander Central Hispano).

Hoy en día, Moody’s califica en España a 24 empresas, 39 entidades financieras , 15 gobiernos centrales, regionales y locales y 3 compañías de seguros. Además, nuestro equipo de Relaciones con Inversores en Madrid sirve a más de 60 inversores institucionales suscritos a los servicios de investigación de Moody’s.

La escala de rating, va desde Aaa hasta C y comprende 21 grados. Se divide en dos secciones o categorías: de inversión y especulativa. La categoría de inversión se cierra con Baa3, mientras que el primer peldaño de la categoría especulativa es Ba1.

Ratings de deuda a largo plazo (vencimiento igual o superior a un año)

Categoría de inversión
Aaa – “gilt edged”
Aa1, Aa2, Aa3 – grado superior
A1, A2, A3 – grado medio-superior
Baa1, Baa2, Baa3 – grado medio

Categoría especulativa
Ba1, Ba2, Ba2 – elementos especulativos
B1, B2, B3 – carece de las características de una inversión deseable
Caa1, Caa2, Caa3 – títulos de baja solvencia
Ca – altamente especulativos
C – el rating más bajo, perspectivas extremadamente bajas de alcanzar cualquier tipo de estatus apto para la inversión

Ratings de deuda a corto plazo (vencimiento inferior a un año)

Prime-1 (máxima calidad)
Prime-2
Prime-3
Not Prime (asimilable a categoría especulativa)

La agencia de calificación crediticia  está estudiando rebajar la nota de un gran número de bancos españoles después de recortar en dos escalones el rating soberano de España, hasta ‘BBB-’ con perspectiva ‘negativa’, situándolo de esta manera al borde de la categoría denominada ‘bono basura’.

En consecuencia podría tener un impacto negativo en la solvencia de los bancos españoles. Entre las entidades que se podrían ver afectadas por esta rebaja se encuentran Banco Santander (‘A-’) y sus subsidiarias Banesto (‘A-’) y Santander Consumer Finance (‘BBB+’), así como BBVA (‘BBB+’) y Barclays Bank (‘BBB+’), las únicas que mantenían un rating superior o igual al de España.

Se estudiará el impacto que tiene esta rebaja en las calificaciones de CaixaBank (‘BBB’) y su matriz La Caixa (‘BB+’), que se encuentra ya en la categoría de ‘bono basura’, al igual que los ratings de Bankia ‘BB+’ y su matriz Banco Financiero y de Ahorros (‘B+’). En esta línea, analizará los perfiles crediticios de Kutxabank, Ibercaja Banco y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), que tienen una calificación ‘BBB-’, al borde de la categoría del grado de especulación, en la que ya se encuentran Banco de Sabadell, Banco Popular y Bankinter, al ostentar un rating ‘BB+’.

La novedad es que la nota de la deuda soberana española bajo en dos escalones, desde ‘BBB+’ hasta ‘BBB-’ con perspectiva negativa, al considera que la economía del país está lastrada por una profunda recesión económica que está limitando las opciones políticas del Gobierno.

Publicidad