Publicidad

Bankinter Convierte Bonos en Acciones

El Banco de España da la razón a los afectados por los clips hipotecarios de BankinterBankinter acelera la conversión de bonos en acciones en las próximas dos semanas. Estamos hablando de una conversión en acciones de una emisión de 406 millones de euros en bonos emitidos hace un año. Además de aprobar la operación de conversión de los bonos en acciones, Bankinter ha sometido a la aprobación de la junta de accionistas la reelección de Gonzalo de la Hoz y Jaime Terceiro como consejeros externos independientes.

No se considera los bonos convertibles como recursos propios, por lo que la entidad ha decidido proponer a los bonistas un adelanto en el canje. El bonista que acuda a la operación recibirá una remuneración extraordinaria del 14,82% sobre el nominal de los bonos, lo que compensará los ingresos que habrían percibido si hubieran mantenido los bonos a su vencimiento, en mayo de 2014.

Bankinter ha sometido a la aprobación de la junta de accionistas, esta operación de conversión voluntaria de los bonos, que se concluirá el 28 de marzo. Al cierre del año pasado, la entidad contaba con una ratio de capital de máxima calidad del 9,43%, por encima de lo que exige el Banco de España y las autoridades europeas.

Para esta propuesta, la entidad tiene una ventaja:

Podrá cumplir con este esfuerzo en los dos primeros trimestres de este ejercicio, frente a otros bancos, que requerirán destinar los beneficios de muchos años.

Bankinter destinará 8 millones de euros, en tanto que las provisiones adicionales para la cobertura de los activos adjudicados alcanza 45 millones de euros.

El presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, ha cifrado en 146 millones de euros las provisiones que debe realizar la entidad para cumplir con la nueva normativa aprobada por el Gobierno. De esta cifra, 56 millones corresponden a la provisión genérica que requiere el Gobierno y que servirá para proteger el deterioro futuro de los activos inmobiliarios sanos.

Los restantes 90 millones de euros se reparten entre provisiones por exposición promotor moroso y con riesgo de serlo (subestándar) ligadas al suelo, al que destinará 30 millones de euros, mientras que las provisiones por la exposición promotora morosa y subestándar de las promociones inmobiliarias en curso se elevan a 7 millones de euros.

Si analizamos el año pasado, Bankinter tenía una cartera total de activos inmobiliarios adjudicados por un importe bruto de 484 millones de euros. La entidad acabó el año pasado con un índice de morosidad del 3,2%, frente al 7,7% del conjunto del sector, y que supone la peor cifra de los últimos 18 años.

Los activos problemáticos en su cartera suponen el 4,6% de los créditos otorgados, una cifra que en los bancos comparables alcanza el 12%. Al cierre de 2011, la entidad contaba con provisiones especificas por importe de 646 millones, genéricas por valor de 115 millones, y provisiones para adjudicados por valor de 176 millones.

Publicidad