Publicidad

Cajas y Bancos se unen al código anti desahucios

Bancos y cajas reducen su participación en la Bolsa por culpa de la crisis Todas las cajas y grupos de cajas de ahorros españolas anuncian su firma CECA y AEB dan por hecho que el resto de entidades se sumarán a la iniciativa unirse al código anti desahucios. Falta la confirmación de BBVA y Sabadell, entre otros Banco Popular da el OK recordando que algunas de las medidas ya las aplica Europa Press.

Este código se incluye en el Real Decreto-ley de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos que fue aprobado por el Gobierno y que fue publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el día 10 de marzo. Según la norma, la adhesión por parte de las entidades es voluntaria y una vez firmado pasa a ser de obligado cumplimiento durante un periodo de al menos dos años.

La patronal de las cajas espera que además de sus entidades (Caixabank, Bankia, Ibercaja, Unicaja, Kutxabank, Grupo BMN, Liberbank, Caja España-Duero, CataluñaCaixa, Novagalicia Banco, Banca Cívica, Caja 3, Caixa Ontinyent y Caixa Pollensa), representadas por su comisión ejecutiva su consejo de administración, el resto de entidades anuncien su adhesión al código una vez evaluados los correspondientes impactos de la medida en su cartera de préstamos.

Banco Santander, CatalunyaCaixa, Bankinter, 23 cooperativas de crédito y NCG Banco, se han sumado todas las cajas y grupos de cajas de ahorros españolas, según ha informado la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Pese a su adhesión al Código, la CECA ha recordado que estas entidades ya habían puesto en marcha medidas para los clientes que se encuentran en situaciones de extrema vulnerabilidad, como refinanciaciones o periodos de carencia, unas iniciativas que también llevan a cabo los bancos.

Según los cálculos de la patronal,la cuota de mercado del sector de cajas de ahorros asciende al 55% en hipotecas, y en el caso de la vivienda protegida la cuota se eleva hasta el 69%.

Banco Popular ha sido el último en sumarse al código recalcando que el Real Decreto incluye la aplicación de mecanismos y medidas para la reestructuración de la deuda hipotecaria que la entidad ya ha venido llevando a cabo. Actualmente ya ofrece soluciones como la extensión de los plazos de amortización de los préstamos hipotecarios y períodos de carencia en los cuales se ofrece la posibilidad de no pagar el capital principal del crédito a aquellos clientes que hayan visto reducidos sus ingresos.

Publicidad