Publicidad

Consejos para los Inversores

Muchas veces parece muy sencillo invertir en renta fija, variable o productos financieros, pero la realidad es que siempre se debe tener en cuenta unas normas básicas que podrán ahorrarle más de un disgusto y podrá invertir de manera segura.

A continuación mencionaremos algunos Consejos para los Inversores:

En primer lugar debe tener presenten las inversiones a largo plazo ya que a más largo plazo invierta mayor será el efecto potencial de rentabilidad acumulativa sobre el valor original de su inversión.

En ese sentido, el cómputo del interés compuesto por tener cuentas personales de ahorro se refiere al proceso por el que los intereses del dinero son añadidos a la inversión original y, por lo tanto, también generan intereses. Esto, dice la gestora, con el tiempo, puede suponer una diferencia significativa. Lo mismo puede ocurrir en relación a las rentabilidades de la inversión, siempre y cuando reinvierta los beneficios que reciba.

En segundo lugar no hay que dejarse llevar por la corriente, pero una cosa es el objetivo temporal que un inversor se marque y otra que lo cumpla. Se ha demostrado históricamente que el factor psicológico tiene un peso importante y decisivo en las decisiones de inversión. No dejarse llevar por la rumorología y el sentimiento común puede ser crucial a la hora de entrar o salir del mercado.

Cuanto a más largo plazo invierta mayor será el efecto potencial de rentabilidad acumulativa sobre el valor original de su inversión.

En tercer lugar debe invertir en lo que entienda, ya que, la inversión en conocimiento es la que genera el mayor interés. Es fácil sufrir pérdidas permanentes si se destina dinero a un activo que se comporta de forma imprevista.

En cuarto lugar hay que tener en cuenta la valoración, destinar el dinero a un buen valor a un precio razonable puede ofrecer mejores resultados que invertir en un valor razonable a un buen precio. Es decir, priman la inversión en empresas con buenos fundamentales gracias a sus propios méritos y no respecto a los sectores o a la coyuntura económica.

Rentabilidad no es lo mismo que rentabilidad real

La inflación, la tributación de impuestos y las comisiones pueden afectar a la tasa de rentabilidad real de una inversión. Para protegerse de la inflación, la gestora británica explica que existen algunos instrumentos como la deuda ligada a índices (títulos de deuda generadores de intereses en los que tanto el valor del préstamo como los pagos de intereses están ligados a un índice específico de precios, normalmente, el IPC) o las participaciones en propiedades comerciales, cuyos alquileres con frecuencia aumentan en línea con la tasa de inflación.

Es necesario diversificar el riesgo. Para evitar peligros asociados con la inversión en activos y mercados concretos, además de riesgos menos visibles, como el de inflación, lo más recomendable es diversificar o invertir en carteras con una baja correlación.

No destinar toda la inversión a una misma acción o valor, bono, propiedad o efectivo, pues reaccionan de forma distinta en diversas condiciones. Optar por más de una clase de activo puede contribuir a garantizar que el valor de todas sus inversiones no caiga ni suba a la vez, la exposición por regiones y la inversión a largo plazo constituyen otras formas de diversificar el riesgo.

Los inversores deben tratar de sopesar los posibles riesgos asociados a una inversión concreta, además de su posible recompensa.

Publicidad