Publicidad

Denuncian venta de productos tóxicos

Gran número de personas, convocadas por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), se ha concentrado el día de hoy en Santiago para denunciar la venta de “productos tóxicos” por parte de diversas entidades financieras, entre ellas, Caixa Galicia.

 Los usuarios en declaraciones realizadas a la prensa entre ellas a la agencia de noticias Europa Press, han manifestado que han sido engañados  para adquirir participaciones preferentes con “los ahorros de su vida” en esta caja gallega.

 Así han descripto lo sucedido:  “Me dijeron que era una cosa segura, que producía un interés y que podía recuperar el dinero cuando quisiera, pero, cuando lo quise recuperar, me dijeron que era perpetua”, ha remarcado, para apuntar que la solución que le ofreció Caixa Galicia es que intente “encasquetárselo a otro” para “recuperar” los fondos invertidos.

   Pero, según ha señalado, aparte de “un timo”, este producto tiene el inconveniente de que “está perdiendo valor”. “Si lo vendiéramos, perderíamos muchísimo del dinero que invertimos, y esto no nos lo dijeron en la caja cuando lo contratamos”, ha aseverado una de las daminificadas por este hecho.

 Han manifestado los damnificados, por su parte, que hay mucha gente afectada por dicha situación. En el caso de una damnificada que acudió a una sucursal de Caixa Galicia en A Estrada (Pontevedra) para pedir un producto que “no fuera arriesgado” y que le permitiera “recuperar el dinero” en caso de que lo necesitara para “cualquier cosa”.

    “Era el dinero que tenía ahorrado para la universidad de mis hijos”, ha incidido, para denunciar que, cuando intentó acceder a sus fondos, invertidos en participaciones preferentes y obligaciones subordinadas, no pudo. “Ahora el banco me dice: ‘señora, haberse leído la letra pequeña”, ha lamentado por su parte la señora afectada por este caso.

 Han sobresaltado que   “No nos informaron y confiamos en ellos”. Además, los damnificados advierten que hay muchas otras personas que seguramente se encuentran en igual situación pero que aún no lo han descubierto, ya que cada dos o seis meses le ingresan los intereses. Entonces, hasta que no intentan recuperar su dinero no se enteran de lo que están haciendo con su dinero, que no son ni más ni menos que sus ahorros propios

 Por otro lado, entre los concentrados ante la sede de Novagalicia Banco en la capital gallega, otro damnificado ha asegurado que el producto adquirido es “ilegal”. “Si el banco quisiera, podría devolver el dinero, pero nosotros no podemos acceder a él, por lo tanto, es ilegal”, así ha insistido dicho afectado también por este caso.

Es lógico que estas personas decidan dar a conocer su disconformidad ante este hecho que los ha tomado por sorpresa, no de las buenas y bienvenidas por supuesto, ya que se trata ni más ni menos de sus apreciados ahorros y no poder hacer nada al respecto causa sin duda una gran impotencia a los afectados por esta situación. 

Al mismo tiempo, resulta una advertencia para aquellos que están pensando en realizar algún tipo de inversión en los bancos, prestando mayor atención a sus claúsulas y por sobre todo, a las famosas “letras pequeñas”.

Publicidad