Publicidad

Despidos en el Banco de Valencia

El expediente de regulación de empleo (ERE) del Banco de Valencia afectará finalmente a 360 empleados, lo que supone una reducción significativa respecto a los 495 que estaban previstos en un principio, es por eso que en esta oportunidad hablaremos de los Despidos en el Banco de Valencia.

La dirección de la entidad, que se encuentra en manos del FROB tras ser intervenida por el banco de España, firmó el acuerdo con los representantes sindicales de CC.OO. y UGT, que expresado su satisfacción por las condiciones de los despidos (120) y prejubilaciones (240). El acuerdo prevé el cierre de 67 oficinas, la mayoría de la denominada red exterior del banco (es decir, la situada en las Comunidades autónomas de Aragón, Cataluña, La Rioja, Navarra y Málaga).

Entre los afectados en estas regiones, un mínimo de 30 empleados tiene la posibilidad de pedir el traslado a la red tradicional, es decir a oficinas de la Comunidad Valenciana, Murcia, Almería y Madrid, con un complemento de traslado de 5.000 euros y ayudas al alquiler.

Detalles del Acuerdo

Según el acuerdo, el número de días de indemnización ha aumentado respecto al planteamiento inicial de 20 días por año trabajado y doce mensualidades recogido en la reforma laboral. Los trabajadores despedidos percibirán finalmente una indemnización equivalente a 28 días por año trabajado, con un máximo de 18 mensualidades, además de un complemento de 1.000 euros por cada tres años de antigüedad.

Para los mayores de 50 años, la adhesión a los despidos será voluntaria, y en este caso las mensualidades se incrementarán a 24 mensualidades. Con carácter general las adhesiones voluntarias al ERE recibirán una prima de 5.000 euros.

Las prejubilaciones se harán para los empleados con 59 años cumplidos a 30 de junio de 2013, momento en que percibirán el 80 por ciento del salario neto calculado hasta los 65 años, y cuando alcancen los 63 años el salario se incrementará al 82,5 %.

Recordemos que UGT y CCOO convocaron un paro de tres horas en protesta por las condiciones económicas del ajuste que contempla la salida de 395 trabajadores, en protesta por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la entidad y ante la dificultad que ven de llegar a un final consensuado.

Los sindicatos han explicado que la empresa mantiene su propuesta de que las extinciones de contrato se realicen con las condiciones de 20 días por año, y tan solo flexibiliza su postura al ofrecer un escalado de suplementos lineales en función de los años de permanencia en la empresa, que en conjunto no superaría los veintidós o veintitrés días de indemnización.

Desde la dirección se niegan en rotundo a implementar medidas de flexibilidad interna, como excedencias temporales, suspensiones de contratos o reducciones de jornada, que aliviarían las medidas traumáticas que proponen.

El expediente de la entidad valenciana, gestionada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), es el primero de un banco nacionalizado en el que el organismo público marca sus directrices, que limitan la negociación entre los representantes sindicales y los designados por la dirección.

Los sindicatos plantean la prejubilación a los 57 años, frente a los 59 propuestos por el banco, con una indemnización del 80 % del salario neto hasta los 59 años y del 90 % en adelante hasta la jubilación a los 63 años.

Publicidad