Publicidad

Lo que pasó esta semana

Aquí encontrarán una síntesis de la semana:

Comienza la cuenta regresiva para los bancos: luego de la reunión de los países de la UE en la cumbre en Bruselas, se ha dado como resultado, en el plano del sistema bancario, que los  grandes bancos españoles necesitan 26.170 millones de euros para recapitalizarse y cumplir los requisitos de solvencia, así lo ha manifestado en el informe de la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

 En total las entidades europeas requieren de 114.700 millones de euros para recapitalizarse y hacer frente a la crisis de deuda, lo que supone un aumento de 8.700 millones sobre la anterior estimación de 106.000.

 Según el BBVA el PIB caerá un 0,2%: como resultado de un informe que ha realizado el Servicio de Estudios del BBVA (BBVA Research) se estima que el PIB caerá un 0,2% en el último trimestre del año, lo que eleva las posibilidades de que la economía española vuelva a caer en recesión en el primer trimestre de 2012.

El BBVA Research asegura que la consolidación de escenarios de menor crecimiento en los próximos trimestres dependerá de las políticas que se implementen a nivel externo e interno.

Toneladas de alimentos donados por empleados y clientes de “La Caixa”: en función del programa de Voluntariado de la Obra Social “la Caixa” se ha conseguido acumular en cinco días 1.375 toneladas de alimentos básicos en toda España de sus empleados y clientes en una acción solidaria que se desarrolla por segundo año consecutivo, según ha informado la entidad en un comunicado.

 En especial, se han recogido productos de alto aporte calórico, como legumbres, pasta, arroz, conservas y aceite que, según la Federación Española de Bancos de Alimentos de España, son los productos básicos más necesarios por la población

La voz de las cajas de ahorro vascas: Mario Fernandez: el presidente del grupo vasco BBK  (Bilbao Bizkaia Kutxa) , Mario Fernández,  dio a conocer que “probablemente” habrá una salida al proceso de reordenación o fusión de las cajas de ahorro y ha reclamado que se haga con criterios económicos y financieros y “no simplemente por motivos políticos”.

 En la opiñión del presidente del grupo, la experiencia ha demostrado que las fusiones “hechas exclusivamente por razones políticas han fracasado” y, de hecho, actualmente el FROB (fondo de reestructuración bancaria) es el accionista mayoritario de las cajas intervenidas, como el caso de la CAM valenciana, ha argumentado en este caso Mario Fernandez.

El Banco de España quiere una mejor comprensión de los riesgos inmobiliarios: en los últimos días, el Banco de España  ha decidido obligar a la banca a remitir al mercado y al propio organismo más información sobre su exposición al ladrillo, tanto acerca de la financiación a la construcción y promoción inmobiliaria y adquisición de viviendas como de los activos recibidos en pago de deudas en España, según la modificación de la Circular sobre Información Financiera aprobada por el instituto emisor.

 La finalidad de dicha institución es la de elevar aún más el margen de transparencia, que ya había anunciado por carta a las diferentes entidades bancarias a fines del año pasado.

Deuda creciente de los bancos españoles: durante los últimos días se ha dado una situación clara de desconfianza entre los bancos europeos. De esta manera es que la deuda de las entidades españoles con el organismo marca su máximo desde octubre de 2010, mientras que el resto de bancos europeos demandan la menor cantidad en año y medio.

 En el caso de España, la deuda de las entidades bancarias españolas con el BCE alcanzó 97.970 millones de euros en noviembre, lo que supone un incremento del 28,8% respecto a los 76.048 millones contabilizados en octubre de este año.

 Los bancos ganan menos: la crisis, tal como ya es sabido que había llegado a los bancos españoles, los cuales han ganado un 15,4 % menos entre enero y septiembre como consecuencia de la tan mencionada crisis y de la debilidad del negocio en España, un país que necesita reformas estructurales  más efectivas que permitan a la economía ganar competitividad y evitar la posibilidad de entrar en recesión

 Pérdida del 37% para clientes vip: este es el caso del Caixabank  que va a seguir el camino del BBVA, Santander y Sabadell. La entidad presidida por Isidro Fainé anunciará en los próximos días el rescate de las participaciones preferentes que emitió en mayo de 2009 por 2.000 millones de euros. Estos títulos, que fueron colocados entre clientes de banca privada, cotizan en la actualidad con una pérdida del 37% sobre el valor de suscripción.

Publicidad