Publicidad

Morosidad de los Banco Españoles

No cabe duda que por la crisis española, los bancos cuentan con una morosidad que requiere de un saneamiento para poder salir adelante en estos momentos difíciles.

La clave hoy en día es afrontar la morosidad y poder sostener los clientes que poseen las entidades.

Sabemos que la situación es crítica y que en la actualidad, la morosidad de la banca vuelve a subir y roza ya el 10%, por lo cuál es una situación en alerta roja para las entidades.

Al analizar meses anteriores podemos ver como la mora de las entidades de crédito españolas alcanzó en julio el 9,97%, la ratio de impagados sobre créditos marcó un nuevo récord, al situarse a tres puntos básicos del 10%. Por otra parte, los impagos del ladrillo superan ya el 27% del crédito, otro problema más.

La situación real, en base a los números mensuales, muestra que a medida que van pasando los meses la morosidad de la banca sube, evidenciando los graves problemas a los que se enfrenta el sistema financiero español.

Bancos, cajas, cooperativas de créditos y establecimientos financieros suman activos dudosos por 168.351 millones de euros, con una subida del 3% en apenas un mes.

Situación general de los Bancos:

En paralelo, la financiación bancaria continúa bajando. El saldo crediticio está en 1,688 billones de euros, tras reducirse en 26.709 millones en un mes. En tasa interanual, el crédito baja a un ritmo del 6%.

La principal causa de la morosidad es el estallido de la burbuja inmobiliaria. Los datos publicados por el Banco de España revelan que la mora de los promotores inmobiliarios subió al cierre del primer semestre hasta el 27,39%, lo que se traduce en cinco puntos porcentuales más que el trimestre anterior.

Además, el recorte de la financiación bancaria a este sector ha acelerado su caída, bajando casi el 3% frente a marzo. Ambos datos reflejan lo que muchos expertos y analistas llevan avisando desde hace meses:

La banca tenía mucha morosidad escondida en los créditos a promotores, a través de las refinanciaciones. Ahora que los bancos se están viendo obligados a poner al desnudo sus balance ante los exámenes externos (para finales de mes se esperan los resultados de los test de estrés individualizados que ha realizado Oliver Wymann), la morosidad aflora.

Hay que prestarle mucha atención a la construcción ya que se la considera como segundo talón de Aquiles de la economía y de la banca. La ratio de impagados de los constructores se ha elevado en junio hasta el 23,89%, casi cuatro puntos porcentuales más que en marzo. El crédito a este sector baja a un ritmo del 4,5% intertrimestral.

El presidente de APCE quiso dejar claro que el ajuste del precio de la vivienda depende de la calidad del activo, por lo que en muchos casos en los que el producto radicalmente tiene mercado, ya han tocado fondo.

En primer lugar, indicó que es preciso esperar a saber cómo se articulará el ‘banco malo’ y cuál es la valoración final de los activos, así como su capacidad para agilizar el crédito y dinamizar la demanda.

Publicidad