Publicidad

¿Que comisiones cobran los bancos y cajas?

Sabemos que al operar con los bancos, nos enfrentamos a distintas comisiones que depende del producto o servicio a utilizar.

Ahora bien, sólo es necesario conocerlas y ponerlas en práctica lo que nos permitirá ahorrar unos euros evadiendo algunas comisiones sin sentido.

¿Que comisiones cobran los bancos y cajas?

Si el banco cobra comisiones por transferir dinero desde una entidad a otra se puede realizar una OTE, Orden de Traspaso de Efectivo. La OTE permite traspasar fondos entre dos cuentas pertenecientes a un mismo titular en dos entidades distintas.

Tienen gran importancia en la operativa de los bancos online (ING Direct, Openbank, Uno-e, etc.), pues permiten a los titulares el ingreso de fondos de una forma sencilla, cómoda y sin comisiones.

La diferencia es quién realiza la orden de envío de dinero en la entidad de destino de los fondos, no en la entidad donde estaba el dinero. Lo aconsejable es realizar una OTE de importes mayores a 3.000 euros para evitar que sean considerados por aportaciones de fondos y que pueden ser retenido por la entidad saliente.

En el caso de lo Depósitos es importante decidir cuándo cobrar los intereses. En general cobrar al vencimiento nos dará una TAE unos puntos más altos que cobrar, por ejemplo, mensualmente.

Este mes, las entidades más solventes, como Santander o BBVA, han alcanzado el 4,00% TAE con su garantía como reclamo. Otra opción es abrirse un depósito en un banco online que además disponga de cuenta de ahorro remunerada. La operación es más que simple.

El dinero a invertir se traspasa a la cuenta remunerada y de ahí al depósito. Los intereses que genera el depósitos se ingresan a la cuenta, que a su vez sigue ofreciendo rentabilidad. Es decir, se obtienen intereses de los intereses. En la actualidad ofrecen esta posibilidad ING, iBanesto, Ofidinadirecta.com y Openbank.

Si le cobran una comisión tiene aún margen para que se la devuelvan. Para ello es necesario sentarse a negociar. En teoría, cada oficina cuenta con un presupuesto concreto de comisiones que se les permite devolver cada mes a algunos clientes, según y claro está su criterio.

Para ello, es mejor dirigirse al director de la oficina, ya que contará con más recursos para ofrecernos lo que pedimos. Sin embargo, hay que ser conscientes que no todas las personas tienen las mismas probabilidades de conseguirlo. Dependerá de factores como el perfil financiero, la rentabilidad que hemos proporcionado hasta la fecha al banco, etc.

Si no tienen un perfil ‘prime’ ni relación histórica con la entidad y si tenía pensado contratar un depósito a plazo o abrir una cuenta ahorro, un plan de pensiones o cualquier otro producto que aporte liquidez al banco, puede usarlo para insistir con el tema de las comisiones.

Normalmente, solo es posible recuperar las comisiones cobradas en los últimos 12 meses.

En caso de querer cancelar una hipoteca, es posible ir al registro y gestoría para hacerlo personalmente sin pagarle al banco por la gestión. En ese caso se puede ahorrar sus honorarios, por lo menos un mínimo de 120 euros.

Publicidad