Publicidad

¿Que sucede en caso de desahucio?

El tema del momento son los desahucios, pero debe saber que si usted agotó todos los recursos y ya no hay mas nada que hacer, debe saber que no se pierde el dinero de la hipoteca ya pagada, pero muchas personas inmersas en este proceso tienen la sensación de que, después de haber estado cumpliendo religiosamente con los pagos, no han cubierto apenas una pequeña parte de la deuda contraída con la entidad. Esto pasa porque en los primeros años del préstamo hipotecario se suelen pagar más intereses que capital, e incluso solo intereses.

Así, cuando se llega al lanzamiento y se produce el desahucio quedando el antiguo propietario sin casa pero con una deuda pendiente, se ha acumulado una cantidad de gastos e intereses, que casi se debe tanto al banco como al inicio de la hipoteca.

¿Que sucede en caso de desahucio?

Tras el desahucio, en la mayoría de los casos, el hipotecado sigue debiendo el resto de la deuda que le queda por pagar al banco más los intereses de demora, además, de las costas del proceso judicial que el banco cargará sobre el desahuciado por llevarle a juicio.

Solo en el caso de acogerse de cumplir con los requisitos estipulados en el Código de Buenas Prácticas Bancarias, se podría conceder la dación en pago, esto es, saldar la deuda con la entrega de una vivienda. No obstante, solo las familias en el umbral de exclusión podrán acceder a esta solución.

En primera instancia, debemos destacar que para llegar a vivir un desahucio tiene que haber inconvenientes con los pagos de la hipoteca.

Ahora bien, si usted está atravesando dicha situación tan dolorosa y desesperante y se pregunta ¿Como actuar frente a un desahucio?, le daremos las indicaciones necesarias para que afronte la situación de la mejor manera.

Debe tener en cuenta que la entidad financiera puede iniciar el proceso de ejecución y posterior desahucio desde el primer recibo impagado. Sin embargo, en la mayoría de los casos no se presenta la demanda automáticamente. En primer lugar, se presenta un requerimiento de pago y se inicia un diálogo entre las partes con el fin de encontrar una solución menos dramática, como la refinanciación de la deuda, el alargamiento del plazo de amortización, la posibilidad de permanecer en la vivienda a cambio de una alquiler social, e incluso, la aceptación de la dación en pago para casos muy concretos.

Usted puede regalarle el piso a un familiar y que pase a ser suyo y sea él el que salde la deuda con el banco, se trataría de una venta, y eso está permitido para evitar el desahucio.

Habría que cumplir con todos los trámites que implica: notaría, registro, gestoría. Si se encuentra un familiar solvente que quiera ocuparse de la vivienda, habría que planteárselo al banco para, preferiblemente, subrogar esa hipoteca.

En cuanto al precio de venta, si la persona de confianza que decide comprar el piso accede a cubrir los gastos que ha acumulado la vivienda durante el proceso, habría que repercutirlos en el precio de venta.

Publicidad