Publicidad

Repercusión sobre el aumento de las contribuciones al FGD de los bancos

La Asociación Española de Banca (AEB) ha catalogado de “sorprendente e injusto” que se incrementen las contribuciones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de los bancos.

 La patronal de la banca reclama a las autoridades que establezcan una “hoja de ruta clara y transparente” para hacer frente, “de forma definitiva, a la inacabada reestructuración del sistema financiero“.

El gobierno duplica  la aportación de la banca al FGD

El Gobierno ha ampliado  la dotación que deben hacer al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) los bancos, cajas y cooperativas, que tendrán que aportar el 2 por mil del ahorro que gestionan, el doble de lo que destinaban hasta ahora.

Por su parte, la Asociación Española de Banca (AEB) ha tachado de “sorprendente e injusto” que se incrementen sus contribuciones.

Con esta iniciativa, el FGD -que ya cuenta con unos recursos por valor de 6.000 millones de euros- recaudará anualmente de la banca alrededor de 1.600 millones de euros, el doble que en la actualidad.

El decreto aprobado  permite elevar además el tope máximo legal que el FGD puede reclamar a las entidades cada año y que pasa del 2 al 3 por mil del ahorro que gestionan.

 Además, a partir de ahora se igualan las dotaciones al fondo de cada uno de los distintos tipos de entidades, ya que hasta ahora las cajas aportaban el 1 por mil, los bancos el 0,6 y las cooperativas, el 0,8 por mil.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta económica en funciones, Elena Salgado, ha explicado que con ello se pretende que el proceso de reestructuración del sistema financiero no tenga coste alguno para el contribuyente, como tampoco lo tienen los préstamos a entidades realizados por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

 El acuerdo adoptado por el Gobierno completa la unificación llevada a cabo el pasado 14 de octubre de los fondos de garantía de depósitos de entidades de crédito, de modo que independientemente de su naturaleza, se garantice todos los depósitos de los clientes hasta 100.000 euros por depositante y entidad.

En caso de un rescate, el Fondo de Garantía de Depósitos no dependerá sólo de las aportaciones ordinarias, sino que, en casos de falta de liquidez, tendrá la opción de endeudarse o de llevar a cabo una derrama, siempre que cuente con el apoyo de dos tercios de su comisión gestora.

 Según ha explicado la ministra, el Fondo de Garantía de Depósitos puede así hacer frente a las posibles pérdidas provocadas por el proceso de recapitalización de una entidad por parte del FROB.

 Fuentes del Ejecutivo han recordado que las circunstancias han cambiado desde la unificación del fondo a comienzos de octubre, cuando no se habían producido casos como el del Banco de Valencia, que fue intervenido por el Banco de España el pasado 21 de noviembre.

 El FROB ha anunciado una línea de crédito de 2.000 millones de euros y una inyección de 1.000 millones para la entidad valenciana.

La organización que preside Miguel Martín reaccionó de esta forma al anuncio del Gobierno sobre el fortalecimiento del FGD a través de una ampliación del umbral máximo de aportación al 3 por mil de los depósitos, y del establecimiento de la aportación efectiva al 2 por mil.

“Tras la reciente integración de los fondos de garantía de bancos, cajas y cooperativas de crédito, resulta sorprendente e injusto que se incrementen las contribuciones al FGD de los bancos”, sostiene la AEB en un comunicado. “Estas entidades no solo no han recibido ayudas públicas, sino que han aportado ya el patrimonio que tenían históricamente constituido en su fondo de garantía de 2.347 millones de euros”, añade.

Publicidad