Publicidad

Según el BBVA el PIB caerá un 0,2%

Como resultado de un informe que ha realizado el Servicio de Estudios del BBVA (BBVA Research) se estima que el PIB caerá un 0,2% en el último trimestre del año, lo que eleva las posibilidades de que la economía española vuelva a caer en recesión en el primer trimestre de 2012.

“Los riesgos a la baja se han incrementado y la probabilidad de recesión también ha ido en aumento”, señala de este modo el BBVA Research en un documento recogido por Europa Press, donde asegura que la consolidación de escenarios de menor crecimiento en los próximos trimestres dependerá de las políticas que se implementen a nivel externo e interno.

 

La persistencia del desempleo se hace procupante

De acuerdo a lo que ha anunciado por el BBVA, es  “especialmente preocupante” el grado de persistencia de la destrucción de empleo y su aceleración durante los últimos meses, después de que se agudizara el deterioro del mercado laboral en el tercer trimestre de este año. Evidentemente las condiciones en el mercado de trabajo actuales no sólo que no han variado para el cuarto trimestre, sino que han decaído considerablemente en relación a estos informes.

Sin ninguna duda que el factor desempleo impacta fuertemente en la economía y por ende en los bancos, que particularmente en estos momentos se encuentran en cuenta regresiva a fin de poder cumpler con los niveles de solvencia que se les han exigidos. Con este panorama la situación se les hace aún más difícil dentro de este marco de desempleo creciente mes a mes.

 Como consecuencia de lo anterior, además se le suma que el gasto en consumo de los hogares sigue sin mostrar mejoría en la última parte del año, mientras que la inversión en vivienda no exhibe signos de mejora tras el ajuste producido a principios del corriente año. Una vez más, la cadena del desempleo a los hogares lleva a bajar el poder adquisitivo de los consumidores repercutiendo negativamente en la economía y por ende en las entidades bancarias.

 Según lo ha informado el BBVA Research, la incertidumbre que rodea a algunos incentivos fiscales, los efectos negativos de la inestabilidad financiera y la debilidad del mercado de trabajo explican la aceleración del deterioro del mercado de la vivienda.

De este modo, también las exportaciones se han desacelerado y existe incertidumbre sobre su comportamiento futuro, ya que la desaceleración podría ser de manera temporal, aunque también han aumentado los riesgos a la baja ante la caída de la confianza y el incremento de la incertidumbre en los mercados financieros.

Con relación a la consolidación fiscal, dicha entidad observa un “cambio de tendencia” en la ejecución presupuestaria de las comunidades autónomas en el tercer trimestre del año, aunque cree que no será suficiente para alcanzar el objetivo de déficit a finales de año.

De esta manera, considera que el Estado por su parte cumplirá su compromiso y tendrá cierta capacidad para compensar parcialmente potenciales desviaciones en la ejecución de la Seguridad Social y las comunidades, aunque advierte de que sin medidas adicionales no se reducirá el déficit público al 6%, tal y como espera el Gobierno.

Publicidad