Publicidad

Subasta CAM

El Banco de España, esta organizando una subasta de la caja de ahorros CAM y en la misma CaixaBank ha acordado en su consejo de administración presentar una oferta de interés.

El banco que agrupa al negocio financiero de La Caixa era una más de la veintena de entidades, entre las que se encuentran cerca de una docena de firmas extranjeros, que llevan varias semanas estudiando el cuaderno de venta de la CAM para decidir si presentan al Banco de España una oferta para hacerse con la caja intervenida desde finales de julio. Las entidades que lleven a cabo este paso podrán participar en la subasta de la CAM.

En esta operación no participaran entidades financieras más pequeñas, dado el tamaño de CAM, cuyo grupo cerró el primer semestre del año con unas pérdidas de 1.136 millones de euros y contaba con una cartera de créditos a clientes de 52.320 millones de euros, y una morosidad del 19%. Por tanto, una posible alternativa podría ser la banca extranjera.

Pero la realidad demuestra que más de la mitad del crédito inmobiliario de la CAM es moroso y la fuga de depósitos obliga a la CAM a usar 500 millones del Banco de España

CaixaBank se suma así a Banco Santander y a BBVA que también han optado por sumarse al proceso, y se espera que antes del lunes también lo puedan hacer BBK, Kutxa y Caja Vital como una sola entidad una vez que este fin de semana aprueben su integración a través de un SIP -Sistema Institucional de Protección.

CaixaBank opera en este proceso asesorado por el banco de negocios de JP Morgan y la oferta de interés le permite participar en las due dilligence, valoración técnica, financiera y legal del concurso. Esto supone tanto el acceso al cuaderno de venta de CAM, elaborado por el banco de negocios Merrill Lynch, como la realización de un análisis a fondo de todos los aspectos del balance de la caja de ahorros intervenida.

Lo cierto es que el Fondo de Reestrucuración Ordenada Bancaria (FROB) aporto 2.800 millones de euros, y el supervisor decidió intervenir la CAM para capitalizarla con dicho capital. El FROB se hizo con prácticamente con el 100% de la entidad tras la suscripción de sus acciones y otorgó a la entidad una línea de crédito por 3.000 millones de euros, con disponibilidad inmediata, con el objetivo de cubrir sus necesidades de liquidez.

La decisión del consejo de administración se produce, según las fuentes consultadas, a pesar de las reservas que despierta en La Caixa la compra de CAM, debido, entre otros temas, a su elevada exposición a riesgo inmobiliario. En concreto, según se publicó ayer, la caja alicantina sufre una morosidad superior al 50% en su crédito vinculado al ladrillo.

La subasta se llevara a cabo a finales del mes de octubre, y un tema clave en la misma es la liquidez que exija el futuro comprador, de manera que la entidad ganadora será la que exija al Banco de España una petición de menor liquidez.

Publicidad